HOMEABOUT USCOLOPHONCONTACTPUBLICATIONSLINKS
Lo Primero Es la Semilla,
Después Puede Preocuparse por las Patentes
By
Suri Sehgal

 
Palabras clave:  Derecho de patentes; Acceso a los recursos genéticos.
Cita literal: Sehgal, S. (1999), "Lo Primero Es la Semilla, Después Puede Preocuparse por las Patentes." Monitor de Biotecnología y Desarollo, Compendio 1995-1997, p. 36-37.

En otros artículos publicados en el Monitor, los autores han criticado el derecho de patentes que consideran un sistema inadecuado para organizar los derechos de propiedad intelectual aplicados al material viviente. Suri Sehgal defiende las patentes sobre genes individuales e inventos biotecnológicos pero sostiene que, para evitar que se impida el acceso de los agricultores del Sur al mejor material de cultivos, debería hacerse una distinción entre países en desarrollo y desarrollados en las leyes relativas a las patentes.

En el presente debate sobre las patentes y su aplicación específica a las plantas, haríamos bien en recordar el lema de la Asociación estadounidense de comercialización de semillas, "Lo primero es la semilla". Aunque hay varios temas que cabría abordar con respecto a las patentes, lo que debemos preguntarnos fundamentalmente, es si las patentes contribuyen, o no, a que los agricultores dispongan de mejor material para plantarlo en sus campos cada campaña. Si las patentes impiden ese proceso, entonces deberíamos mostrarnos más cautelosos con ellas. Si contribuyen a esto, habría que aprovecharlos, y si no inciden en los resultados, entonces no deberíamos pretender hablar en nombre de los agricultores.

Las patentes de genes y otro material biológico son, por supuesto, muy codiciadas en el mundo desarrollado, tanto por los institutos públicos como por las empresas del sector privado. Básicamente, se invocan dos motivos legítimos para defender las patentes: 1) benefician a la sociedad al fomentar que se den a conocer los inventos; 2) promueven la investigación al dar al inventor acceso exclusivo a su invento. Desde el punto de vista metodológico resulta poco plausible utilizar la ambigüedad de ciertos términos, por ejemplo "gen", como un principio de exclusión para la posibilidad de patentarlo. La ambigüedad es una característica estructural de cualquier lenguaje y, por extensión, de cualquier derecho. Todo lenguaje jurídico debe esforzarse por garantizar la precisión. En realidad, las patentes de material genético son muy específicas en cuanto a las reivindicaciones de derechos y al material al que se refieren. Del mismo modo es sospechosa la afirmación de que, como el derecho de patentes fue elaborado originalmente para inventos obvios que no existían en la naturaleza, queda excluido de dicha protección cualquier otro tipo de invento. Las leyes cambian constantemente al enfrentarse la sociedad a situaciones nuevas, desconocidas hasta entonces para los legisladores.
Además, aunque pueda aducirse que no hay pruebas irrefutables de que las patentes estimulan la investigación ni la invención, cabe preguntarse si es posible pedir ese tipo de pruebas en estos casos. De todas formas, parece obvio que ninguna empresa privada va a utilizar el dinero de sus inversores en proyectos para los que no pueda garantizarles beneficios adecuados. Si se considera necesaria la participación del sector privado en la investigación y desarrollo (IyD), como lo piensa la mayoría de nuestra sociedad es, debemos ser pues coherentes y aceptar las patentes del material genético para asegurar esas ganancias a los inversores.
Sin embargo, la promulgación de legislación relativa a patentes y la defensa de los derechos de obtentor, similares a las existentes en los países desarrollados, probablemente no resulten apropiadas para aquellos en desarrollo, por lo menos a corto plazo. Si se la promulga, debe tener en cuenta lo siguiente:
Una legislación justa, eficaz y adecuada en la materia incluidas las patentes de material genético, puede introducirse en los países en desarrollo siempre y cuando se respeten las consideraciones anteriores. Las economías de los países desarrollados no se verán muy afectadas por estas diferencias en los regímenes de dichos derechos, puesto que la legislación de patentes allí existente impedirá las importaciones no autorizadas de material patentado o de sus productos.
Suri Sehgal

AgrEvo
Hoechst/Schering
65926 Frankfurt/Main
Alemania.

Teléfono (+49) 69 305 14 621
Fax (+49) 69 305 15 604
E-mail: surinder.sehgal@agrevo.com

Este artículo está destinado a estimular la discusión sobre un aserto controvertido. Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de los editores

Los artículos publicados en el Monitor de Biotecnología y Desarrollo no están protegidos por el derecho de autor. Puede traducirse o reproducirse parte de los mismos sin autorización previa (excepto aquellas tomadas de otras fuentes), haciendo mención de su origen.

 


Volver al comienzo
Página de presentación del Monitor
Indice de este tema
Cómo ponerse en contacto con nosotros

Indice de este ejemplar